25 Nov Mujer marketeada

El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y desde La Machi nos proponemos sumarnos a esta buena causa. El planteo del rol que cumple la mujer en el espacio público da mucho para hablar porque excede a la publicidad, y supone cuestionar también a otros medios de comunicación que distorsionan la realidad día a día.

En las comunicaciones ligadas al marketing, el cortocircuito radica en que la mayoría de las propuestas publicitarias están hechas por hombres (más de un 80%). Muchos de ellos piensan que nosotras, las mujeres, funcionamos y actuamos de la misma manera que ellos. Pero existen diferencias culturales que hacen que nuestra relación con el mundo, nuestras motivaciones y patrones de compra sean distintos.

Lo triste es que estas diferencias, muchas veces, se desconocen o ni se consideran, y es difícil entonces cambiar el enfoque. Muchas marcas caen en la receta fácil de la mujer-objeto (incluso en publicidades que están dirigidas exclusivamente a las mujeres), es verdad, pero habría que ver si este formato es considerado pertinente. ¿Cuántas nos sentimos realmente aludidas e identificadas? Además, estoy segura que muchas veces estas subestimaciones y estereotipos ficticios juegan en contra, porque genera que muchas mujeres no se relacionen ni establezcan un vínculo afectivo con la marca.

La publicidad es una de las variables más sensibles y que más impacta en las mujeres. Estas reconocen inmediatamente cuando se las trata sin sesgos, sin discriminaciones y de igual a igual. Las campañas de Dove Self Esteem Fund son un buen ejemplo de una marca que cambió el rumbo, forjando una conciencia de desacuerdo con la vorágine en la que estamos sumergidos. Hoy en día, muchas marcas siguen esta línea como esta campaña de Always donde el objetivo principal es fomentar la fortaleza de la mujer, apreciar el valor de la frase «Like a Girl» («Como una niña») y dejar de verla como un insulto.

Cabe cuidarse y preguntarse entonces qué oportunidades se pueden generar a partir de una mejor sintonía con la mirada femenina. Lejos de querer generar una guerra de sexos, lo que pretendo es que las mujeres tengan una participación más activa en las publicidades, y no tan pasiva como hasta ahora.

Por Bea Vilá Bertrán – Directora de Contenidos de La Machi.