Smiley

30 Dic El universo Smiley

Indagando en logotipos y marcas que intentan conquistarnos a través de mensajes positivos nos pareció buena idea homenajear en este caso a Smiley. Muchos creen que este es un simple ícono vintage sin ninguna trascendencia… pero ¿conocen la verdadera historia de esta carita sonriente?

Allá por el año 1971, Franklin Loufrani, un periodista francés, creó este sencillo concepto para su diario, un ícono feliz comenzaría a utilizarse para destacar las buenas noticias del día. A raíz de este invento los lectores podían filtrar las noticias y leer únicamente las positivas si así lo preferían. Fue entonces cuando nació el lema “Have a nice day” (Que tengas un buen día).

Franklin era una persona alegre y carismática que quería compartir su ideología con el resto del mundo. “El centrarse en las cosas positivas de la vida es la mejor manera de seguir adelante”. Le dio a su ícono el nombre de Smiley y lo patentó.

Años más tarde, su hijo Nicolas fue quién lo convirtió en un fenómeno del merchandising en todo el mundo. Lo aplicó en remeras, pins, botones, posters y todo tipo de material promocional complementado siempre con alguna frase de tono positivo para dar a conocer la identidad y los valores de la marca.

A través de los años la identidad de la marca se vio reforzada a tal punto que se la empezó a considerar no sólo un ícono sino un estilo de vida. La marca estuvo asociada al movimiento hippie de 1970, a la escena de la música house de 1980 y al movimiento under de Londres.

A finales de los ’80, Internet revolucionó la comunicación y Smiley estuvo ahí desde un principio para apropiarse de esta nueva tendencia. Fue entonces cuando la enorme visibilidad de la marca empezó a estar ligada a los emoticonos: caritas usadas vía emails o programas de mensajes instantáneos por computadora o celular. Este nuevo concepto de marca ayudó a la gente a comunicarse y expresar un completo rango de emociones de manera rápida y fácil.

Hoy en día Smiley es una compañía que parece expandirse hacia el mercado de los objetos de decoración y la moda indumentaria. Lo meritorio es que a pesar de la trayectoria de la marca y la diversidad de unidades de negocio que abarca, su esencia sigue inalterable. La prueba está a la vista de todos ya que la visión de su fundador y la misión de la compañía sigue siendo la misma, hacer del mundo un lugar más feliz para vivir.

Smiley es sin dudas una marca emblemática de este tipo de marketeo. En su imagen de marca figura estrechamente ligada a la promoción de la felicidad, el pensamiento positivo y la originalidad.

Por Bea Vilá Bertrán – Directora de Contenidos de La Machi.

No Comments

Post A Comment